HISTORIA DEL SISTEMA HERÁLDICO

Por Ignacio Koblischek

4.-Crisis del Sistema Heráldico (1346 - 1450)

Esta etapa comprende desde la batalla de Crecy, momento en el que se da por finalizado el predominio de la caballería pesada, hasta la aparición de la imprenta en 1450.

Llamamos periodo de crisis a esta etapa porque el Sistema Heráldico deja de desarrollarse y se produce un estancamiento. Las causas que motivan este estancamiento o crisis las podemos resumir en la pérdida de utilidad del Sistema Heráldico (ocaso de la caballería  y aparición de la firma) y en el cambio de orientación del mensaje a transmitir (ya no es tan importante el vínculo con un territorio o un linaje sino transmitir riqueza y poder, lo que se llamará el retrato heráldico del titular o las "marcas de honor").

4.1.-Causas que motivan la crisis del Sistema Heráldico

Ocaso de la caballería

En palabras de VALLEJO NARANJO el ocaso de la caballería se debe básicamente por "el ascenso de la burguesía, el desarrollo de la artillería y la creación de ejércitos estatales que produjeron la desclasificación de la caballería como grupo privilegiado con monopolio sobre la guerra, con lo que sus pilares se resintieron irremisiblemente" (1). 

Del mismo modo, respecto al Sistema Heráldico,  MENÉNDEZ PIDAL nos argumenta que "decae la sencillez del escudo, porque no son ya necesarios. La tendencia desborda en los ornamentos exteriores, en elementos paraheráldicos como las cimeras, los soportes, las divisas, los collares, en las que se desarrolla el gusto por lo fasto y la riqueza" (2). 

Aparición de la firma

Una de las principales características de este periodo, como nos recuerda CEBALLOS-ESCALERA es que "a mediados del siglo XIV, el uso de los emblemas heráldicos sufre un retroceso: la moda de la firma, unida a la difusión del papel (mucho más barato y común que el pergamino, y de menor resistencia que este al peso de un sello), hacen que el uso de los sellos disminuya, y consecuentemente el de los emblemas heráldicos" (3). 

Cambio de mensaje a transmitir

El valor ornamental se mantiene pero se deriva hacia los ornamentos exteriores, el Sistema Heráldico centrado en el desarrollo del escudo se estanca. Lo importante ahora no es transmitir la pertenencia a un linaje o vínculo con un territorio, sino justificar como una honra o pasado glorioso del linaje la exhibición de un escudo. Además de esta "marca de honor" es igual de importante hacer una pública ostentación de honores y dignidades mostradas a través de los ornamentos exteriores como las condecoraciones, mantos, collares, etc...

4.2.-Consecuencias en el Sistema Heráldico

Estancamiento del Sistema Heráldico

La principal consecuencia de todo lo expuesto es el estancamiento del Sistema Heráldico, ya no evoluciona ni desarrolla nuevas formas, tal y como ha llegado a esta etapa es como permanecerá hasta la actualidad.

Aparición de los ornamentos exteriores

Podemos decir, que los ornamentos exteriores no son necesarios ni forman parte del Sistema Heráldico pero aportan un valor añadido en relación al titular. Es una nueva fuente de creatividad pero ajena a la Heráldica, traspasada del equipo militar al exterior del escudo.

Así por ejemplo, en la Crónica de Don Álvaro de Luna podemos hacernos una idea de como traían en el equipo militar las cimeras, llegaron desde la zona germánica y su uso fue muy reducido en España:

"E non era poca la diversidad que llevaban en las çimeras, sobre las çeladas e los almetes; ca unos llebaban tinbles de bestias salvajes, e otros penachos de diversos colores, e otros avía que llebaban algunas plumas, así por çimeras de sus çeladas, como de las testeras de sus caballos. Nin fallesçieron allí gentes que sacaron plumajes con alas, que se tendían contra las espadas" (4).  

De igual forma surge el uso de las divisas, lemas, timbres, lambrequines... y figuras quiméricas como el grifo.

Los oficiales de armas

Los oficiales de Armas tienen su origen en el área del canal de La Mancha en el siglo XII, aunque llegan a España en el siglo XIV. Las certificaciones de armas que expidarán se convertirán el documento justificativo de esas "marcas de honor" tan codiciadas.

Notas

(1) VALLEJO NARANJO, Carmen. El ocaso de la caballería medieval y su pervivencia iconográfica en la Edad Media..Laboratorio de Arte, 20-2007, Universidad de Sevilla. Pág.32.

(2) MENÉNDEZ PIDAL, Faustino. Leones y Castillos.

(3) CEBALLOS-ESCALERA Y GILA, Alfonso de. Heraldos y Reyes de Armas en la corte de España. Prensa y Ediciones Iberoamericana S.A. Madrid 1993. Pág. 19.

(4) CHACÓN, G. Crónica de don Álvaro de Luna. Ed. Juan de Mata Carriazo. Madrid, 1940, Cap. LIII, p. 166.

Lecturas recomendadas

CEBALLOS-ESCALERA GILA, Alfonso de. Heraldos y Reyes de Armas en la Corte de España. Prensa y Ediciones Iberoamericanas S.A.. 
https://cuadernosdeayala.es/wp-content/uploads/2017/11/Heraldos-y-reyes-de-armas-en-Espa%C3%B1a.pdf