HISTORIA DEL SISTEMA HERÁLDICO

Por Ignacio Koblischek

5.-Decadencia del Sistema Heráldico (1450 - 1789)

Esta etapa comprende desde la aparición de la imprenta en 1450 hasta la caída del Antiguo Régimen en 1789.

Dos aspectos importantes en esta etapa: la repercusión de la imprenta y la influencia nobiliaria en el Sistema Heráldico.

5.1.-Efectos de la imprenta en el sistema Heráldico

La aparición de la imprenta tiene efectos positivos y negativos en el Sistema Heráldico. Repercute positivamente ya que permite una rápida difusión, llega a más interesados. No se trata ya de meras colecciones de escudos sino de tratados que intenta dotar de una explicación al sistema. 

Por otra parte, repercute negativamente, en cuanto a que la evolución del Sistema Heráldico se paraliza totalmente. Los tratadistas no conciben un estudio metódico del sistema sino que aportan una explicación basada en teorías fantásticas que remontan su origen "a la noche de los tiempos" o que toman como su fundador al Arcángel San Miguel, Noé, Palas o César, aún en el siglo XIX encontramos autores como Modesto Costa y Turell que son partidarios de esta tesis.

Respecto al aspecto formal, como hemos dicho, se paraliza porque ya no se permite combinar los distintos elementos del sistema entre sí. Ahora, se ofrece un número cerrado de posibilidades y escudos arquetipos de los que no nos podemos apartar. Entre otras novedades, sin ningún tipo de justificación, los tratadistas van agrupando las distintas superficies según su tamaño, surgirán las piezas de primer orden, las de segundo orden, las piezas disminuidas, los seantes, etc... cada una con un significado específico. Todo ello contribuirá a entablar un debate entre eruditos sobre las superficies que pertenecen a cada grupo. También aparecen normas que establecen con rotundidad lo que está bien y lo que no, desaparece por tanto la espontaneidad y la originalidad del sistema.

Por otro lado, se va desarrollando un vocabulario heráldico cuyo único resultado es restringir el uso del Sistema Heráldico y reservarlo sólo a sus cultivadores. Al final, la imprenta parecía que iba a dotar al Sistema Heráldica de nuevas perspectivas de desarrollo facilitó todo lo contrario: restringir su uso y anquilosar el sistema.

5.2.-Influencia nobiliaria en el Sistema Heráldico

EL carácter restrictivo del uso del Sistema Heráldico se va acotando hasta reservarlo únicamente a la clase nobiliaria en contra de la capacidad heráldica universal que permite su uso en todos los ámbitos de la sociedad. Se produce, en este aspecto, un cambio importante, se pasa de "marca de honor" a "demostrativo de nobleza". Podemos decir que el uso se restringe socialmente a los nobles. 

Fue Bartolo de Sassoferrato, a mediados del siglo XIV, el que defendió el libre uso de escudos de armas siempre que no fueran las de otro. Posteriormente se le unieron Diego de Valera aunque también surgieron voces en contra como la de Juan Rodríguez del Padrón que defendía lo contrario.

Lo que realmente se produce para llegar a esta situación, es que con la aparición de la firma y la disminución del uso del sello de placa, vehículo importante para los emblemas heráldicos, el uso en las clases inferiores disminuye notablemente, por lo que el uso de estos emblemas deja de tener sentido. Utilizado como motivo ornamental, son las clases sociales más pudientes, lo nobles, los que tienen más oportunidad para utilizarlos ya sea en casas, palacios, objetos personales, carruajes, etc...(1)

Notas

(1) MENÉNDEZ PIDAL, Faustino. Leones y castillos. Real Academia de la Historia. Madrid 1999. Pág. 32

Lecturas recomendadas

VIVAR DEL RIEGO, José Antonio. El blasón escrito: historia de los libros de Heráldica.
https://www.bne.es/opencms/es/Micrositios/Guias/Genealogia/resources/docs/blason_escrito.pdf