2.2.4.1.-Elegir superficie

Por Ignacio Koblischek

La idea principal que no podemos perder de vista es que las superficies no tienen un significado concreto, por sí mismas no significan nada. Por el contrario la elección de las superficies será muy importante ya que nos ayudarán a:

-Descargar el campo.

-Diferenciar mensajes entre sí.

-Jerarquizar el mensaje.

-Mejorar el mensaje.

En cada caso tendremos que tener en cuenta la forma de la figura y las coordenadas de la superficies y, dependiendo de las premisas anteriores, adaptar la figura a la superficie o viceversa.

1º.-Descargar el campo.

En ocasiones, puede que se acumulen demasiadas figuras en el campo de escudo y, si son diferentes, pierden visibilidad, de ahí que en esos casos sea preciso organizarlas en otra u otras superficies.

2º.-Diferenciar mensajes entre sí.

De esta forma, utilizando diversas superficies, los mensajes se pueden reagrupar y seguir mostrándose con visibilidad.

3º.-Jerarquizar mensaje.

No hay que olvidar que, para no perder de vista cual es el mensaje o la figura más importante, hay que resaltar el principal, priorizar o jerarquizarlo y situar, a estas figuras, en las superficies con mayor visibilidad.

4º.-Mejorar el mensaje

Con mayor espacio para distintos mensaje es posible que podamos mejorar el mensaje añadiendo a las figuras complementos o apariencia que antes, por su reducido tamaño era imposible que se apreciasen. 

Por último,  es imprescindible recordar el orden de las preferencias en las superficies.