2.2.3.-Recursos: sencillez, plenitud y simetría

Por Ignacio Koblischek

Cuando diseñamos un escudo de armas no hay que perder de vista el principal objetivo, identificar al titular sin ningún género de dudas. Ayuda a cumplir este objetivo el uso de tres recursos: la sencillez, la plenitud y la simetría.

Estos tres recursos permiten la localización y perfecta diferenciación de las figuras y colores, lo que ayuda a retener más fácilmente y durante más tiempo el escudo y vincularlo con su titular. 

La Sencillez

La definición de sencillez, que mejor se adapta al entorno heráldico, de las que nos ofrece el diccionario de la RAE podría ser: cuando el escudo "carece de exornación y artificio, y expresa ingenua y naturalmente los conceptos". Es posible que el concepto de sencillez heráldica se entienda mejor haciendo alusión a su contrario, abigarrar, que consiste en "amontonar y combinar sin concierto cosas varias y heterogéneas". Es decir, lo ideal en la organización de un escudo será la utilización de pocas figuras, superficies y esmaltes: dos o tres esmaltes y una o dos figuras. La mayoría de los escudos sencillos son, a su vez, plenos y simétricos.   

MULTIA
Mpo.: Finlandia 

FERREYRES
Mpo.: Vaud
Suiza

KNONAUERAMTS
Mpo.: Zurich
Suiza

EPPELHEIM
Mpo.: Baden-Wurtemberg
Alemania

La Plenitud

La plenitud, en su sentido literal, consiste en el relleno de todo espacio vacío. En el contexto artístico sería lo que tradicionalmente se ha denominado "horror vacui" o miedo al vacío. 

En cuanto al diseño heráldico se refiere, la plenitud consiste en rellenar el mayor espacio posible del campo del escudo con un esmalte, superficies, figura o figuras y la combinación de todas. Aunque parezca contradictorio, la plenitud se puede alcanzar utilizando únicamente un esmalte, en este caso lo llamaríamos "escudo pleno". Por ejemplo, las armas de los Meneses "de oro pleno". 

Del mismo modo, la sola presencia de superficies (faja, palo...) aportan por sí mismas plenitud. El escudo queda equilibrado y proporcionado.

Con las figuras podemos alcanzar la plenitud de tres formas distintas: plenitud propiamente dicha, plenitud limitada y plenitud por repetición.

El primer caso, plenitud propiamente dicha, se alcanza dibujando la figura ocupando el máximo del campo del escudo pero sin tocas los bordes, dejando un espacio prudencial entre ambas. Se consigue o bien con figuras cuya forma se adapten de forma natural a la boca del escudo, como el castillo, o bien con figuras que se puedan adaptar al contorno de la boca, como el león rampante. Como ejemplos las mostradas en el apartado "sencillez".

La plenitud limitada consiste en representar la figura ocupando el máximo espacio posible de la zona del escudo donde se colocará.

Por último la plenitud por repetición se utiliza cuando hay figuras que no pueden adaptarse al contorno de la boca del escudo, como una lanza, y se repiten para rellenarlo. 

ALCORCÓN
Madrid (España)
Plenitud por repetición

SCHWYZ
Suiza
Plenitud limitada

La Simetría

La simetría aporta equilibrio y estética. Podemos definirla como la correspondencia exacta en la disposición regular de las partes o puntos de un cuerpo o figura con relación a un centro, un eje o un plano (RAE).

Respecto a la inclinación del plano podemos obtener en el escudo varios tipos de simetría: vertical o perfecta, horizontal y transversal. Hay que tener en cuenta que la simetría puede darse en una figura o en la posición o colocación de un grupo de figuras.

Simetría vertical o perfecta. El eje de simetría se coloca en posición vertical, coincide con el "partido". La llamamos "perfecta" porque es la única que incluye en la simetría el campo del escudo.

Simetría horizontal. El eje de simetría se coloca en posición horizontal, 90 grados, coincide con el "cortado".

Simetría transversal. El eje de simetría tiene 45 o 135 grados.

Simetría multieje. Cuando la figura tiene simetría con más de un eje.

Simetría radial. Los ejes de la simetría coinciden con los radios de la figura como las estrellas. La estrella de seis puntas del escudo de Urnau (Alemania) es un ejemplo claro de ello.

Apariencia de simetría: cuando la simetría se consigue utilizando figuras similares o puestas en la misma posición. En el escudo de Ohrenbach (Alemania) podemos observar como la bandera y la cabeza de cigüeña intentan rellenar el campo del escudo alargando las figuras, bien con el vuelo de la bandera o bien con el plumaje del cuello, adoptando además posiciones similares. 

WILIBERG
Argovia (Suiza)
Simetría perfecta/vertical

DEHERIES
Nord (Francia)

Simetría radial

WILER
Mpo.: Berna (Suiza)
Simetría transversal

OSTRICH
Alemania
Simetría horizontal

URNAU
Baden-W,urtemberg (Ale.)
Simetría multieje

OHRENBACH
Baviera (Alemania)
Apariencia de simetría