ARTICULACIÓN DEL SISTEMA HERÁLDICO

Por Ignacio Koblischek

2.2.-Tipificar

Tipificar consiste en convertir el mensaje en motivo, en este caso, aplicando a la figura las características del diseño heráldico. Estas características, todas ellas encaminadas a proporcionar una mayor visibilidad, son:

Sencillez: dibujar con el menor número de trazos posible.

Caracterización: resaltar los rasgos esenciales de cada figura. En los animales resaltar, las garras o uñas, las extremidades, plumas, pelo, etc...

Expresividad: mostrar las figuras con gran viveza, energía. En la expresión de la cara, por ejemplo, el ceño fruncido, la boca abierta enseñando los dientes, lengua fuera. 

En cada dibujo tendremos que tener en cuenta:

Las líneas exteriores: son aquellas que delimitan el contorno de la figura.

Las líneas interiores: son aquellas que nos marcan la morfología de la figura.

Vista: muestra la mejor perspectiva de cada figura. En concreto, desde arriba (escarabajo), de perfil (barco) o de frente (castillo).

Dependiendo de cómo incida el diseño heráldico en el resultado final del dibujo de la figura, podemos tener tres tipos de figuras:

Figuras propiamente heráldicas: son aquellas que han llevado al extremo las características del diseño heráldico (expresividad, sencillez, caracterización) dando como resultado una figura alejada de su forma original pero aceptada universalmente por el alto valor estético y simbólico que han llegado a alcanzar. No constituyen un número cerrado, cualquier figura, siempre que concentre a la perfección las tres características antes mencionadas y se acepte universalmente, puede convertirse en una figura heráldica propiamente dicha. Entre ellas las más conocidas son: la flor de lis, el hierro de molino, la merleta, el arado antiguo, el clarión, la rosa heráldica, etc...  

Figuras animadas: son aquellas en las que el diseño heráldico afecta de una manera muy pronunciada ya que toda figura animada lleva aparejada una actitud en la que la expresividad y caracterización serán de suma importancia.

Figuras inanimadas: son aquellas en las que el diseño heráldico tiene menos incidencia puesto que son figuras que carecen de movimiento propio y por lo tanto de actitud.